El muérdago.

13/12/2016

Un muérdago comenzaba a caer sobre la entrada de la habitación de Carolina. Crecía conforme iban pasando los días. Ella despreocupada de aquello, no se fijaba nunca. Ilusa, distraía, tenía su mente en los amores de adolescentes, creía que era una planta que estaba creciendo y debía de arrancarla. Aquel muérdago se había aferrado a la entrada de su habitación. Por más intentos para poder sacarlo de allí, no encontraba ninguna manera. 

  Pasaron las horas, los días, los meses, y aquella planta había comenzado a caer hacía, miraba ya al suelo. Cierto día mientras la contemplaba, desde su cama, vio que su madre le había puesto un lazo rojo, !a la planta, y por qué no en su puerta¡. Era navidad. Había pasado el tiempo rápido. Su casa empezaba a oler a turrones, mantecados de canela y limón, ponche de huevos e incluso su madre empezaba con los preparativos de las comidas de las fiestas. Ella seguía mirando esa planta, no sabía porque en su cuarto, habría estancias en las que podría haber crecido, pero había decido nacer en el marco de su puerta. 🌹🌹

  Los regalos, decoraciones de navidad concurrían por toda la casa. Empezaron a llegar a casa todos los invitados para la cena. Todos menos uno, faltaba para Carolina la persona más importante. ¿Dónde estará? Carolina preocupada miraba por la ventana y su coche no aparecía. Los primeros copos de nieve comenzaron a caer, creando una alfombra blanca en el asfalto. Por fin consiguió vislumbrar las luces del coche de la persona que esperaba. Juntos cenaron, charlaron, compartieron unas risas con amigos y familiares. Esa persona

que estaba compartiendo eso momentos mágicos con Carolina, era un amigo, bueno querían ser algo más que amigos. Subieron a la planta de arriba de la casa, porque ella ansiosa,

quería mostrarle el resto de la casa. Al llegar a la puerta de su habitación, él descubrió el muérdago, preguntó curioso y ella sin saber que planta era, cambió el rumbo de la conversación. Él si sabía que tipo de planta era. Con la rapidez con la que sus ojos la miraron, le robó el beso más dulce que sus labios pudieron descubrir, en ese mismo momento el muérdago comenzó a florecer.😘💏🌹🌹

muerdago-1-e1419170638568

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s